Noto LA AUSENCIA…, profundamente…, pero la ausencia, ¿de qué? ¿De LA MUJER?

No soy un niño, ni un joven. He vivido mucho, he hecho lo que he querido…, casi siempre.

Y a veces estoy cansado. Me mantengo entre la inercia y la expectativa de algo…, pero no sé de qué

No me falta actividad, no soy un mineral, tengo a mi alrededor personas que me quieren

Y a las que quiero…, a algunas por encima del tiempo y las circunstancias

Tengo intereses, es verdad que cada vez menos, pero aún me conmueven y me mueven la injusticia

El abuso, la violencia…, el amor, la infancia, la inocencia

Como Machado, Don Antonio, hace tiempo que aprendí a conversar conmigo mismo

Y me discuto, me llevo la contraria o me solidarizo o me comprendo y, bueno, me soporto

Es cierto que no quiero vivir más allá de lo estrictamente necesario, eso lo tengo claro

No seré una carga para nadie salvo que me falle la cabeza, salvo que deje de ser yo

Pero no ha llegado el momento ni mucho menos, aún tengo mucha guerra que dar

Salvo sorpresas, que siempre pueden estar al acecho, pero son imposibles de prever, asi que…

Me levanto todos los días con nuevos proyectos en mi mente

Que generalmente abandono a poco de haber desayunado

Soy consciente de haber estrangulado algunas ilusiones en los últimos años

Con mis propias manos…, o con mi absurda facilidad para explicar lo inexplicable

Puede que lo eche de menos, puede que sienta todas esas sombras junto a mí

Las sombras de lo que no he realizado, de lo que debía haber a mi lado y no está son frías, terribles

Quizás soy una víctima de mi autosuficiencia, o me cuesta, simplemente, querer, desear de verdad

Eso que llaman voluntad, espíritu de lucha…, quizás escapo siempre antes de esforzarme

Por pura dejadez, por falta de interés real. Puede que ahora tenga ante mí una última oportunidad

Ni siquiera estoy seguro de que haya agua en esta piscina, aunque pienso que sí

O quizás solo me gustaría que la hubiera. En cualquier caso no es fácil

Sobre todo porque no soy quien fui, y eso aunque ellas no lo sepan, yo sí

Y no es fácil de aceptar. Ni de superar, Ni de combatir. Te afecta. Me afecta.

No puedo sentir depresión, celos o envidia. Todo el que me conoce os lo dirá… Quizás no soy español.

Pero cada vez noto más la presencia de lo que pudo haber sido y no fue

Y son muchas cosas, muchas personas

A veces no cabemos todos en la habitación y tengo que salir

A respirar.

 

5 Comentarios »

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.