A la tercera..

Valencia y el Parque Nacional Morrocoy

Valencia es una de las grandes ciudades de la zona central de Venezuela, capital del Estado de Carabobo y la tercera en población de todo el país. En su momento se la conoció como la capital industrial de Venezuela, por la gran cantidad de empresas instaladas en sus polígonos, destacando las de ensamblaje de automóviles, la mayoría de ellas cerradas hoy en día como podéis ver en las fotos. No obstante, a pesar de los problemas del país y de la emigración de muchos excelentes profesionales a otros lugares, obligados por la situación, sigue manteniendo una buena imagen, mucho más cuidada y limpia que otras ciudades, buenos accesos y carreteras mejor conservadas. Creo recordar que es el único peaje que he visto en funcionamiento en todo el país, en la autopista Regional del Centro, que la une con Maracay, a unos 60 km, y Caracas, 125 km. mas allá. Ha sido tres veces capital de Venezuela y es algo que de alguna manera se nota. Hoy en día es una ciudad con fama de peligrosa y una de las que más sufrió con las manifestaciones opositoras del año pasado. Incluso vivió un intento de toma de un cuartel por parte de policías y militares opuestos al gobierno. Conserva en un estado aceptable alguno de los parques de los que disfrutaban sus vecinos antes de la crisis actual y es, en general, una ciudad muy agradable, favorecida por el bajón tremendo de la circulación que ya he comentado respecto a Caracas.

 

 

 

Esta situada en un amplio valle y muy cerca del lago Valencia, de buen tamaño y en el que existen varias islas, en algunas de las cuales se refugiaron sus pobladores del siglo XVI huyendo del ataque del famoso y cruel Lope de Aguirre.

Estuvimos tres días en la ciudad para resolver algunas cuestiones relacionadas con la vivienda de la hija pequeña de Aura, que tiene allí su casa. Ella y su marido, antiguos empleados de General Motors, son un ejemplo de la reciente y constante emigración de gente joven, buenos profesionales, a otros países, en este caso Argentina. Uno de esos días lo dedicamos a conocer el Parque Nacional Morrocoy, en el vecino Estado de Falcón, al Norte de la ciudad. El Parque tiene tanto partes terrestres como acuáticas, contiene una zona de manglares y gran cantidad de islotes o cayos entre los cuales se encuentran Borracho, Muerto, Sombrero, Sal, Las Animas y Peraza, entre otros, con playas espectaculares de arenas blancas como playa Mero, Paiclás, Punta Brava, Mayorquina, Playuela, Playuelita, Sur (conocida popularmente como azul por el azul de sus aguas), Norte, Boca Seca, Playa Muerto y muchas más; así como bajos (sin orilla) como Bajo Caimán, Tucupido y Los Juanes. Su nombre le viene de la tortuga de patas rojas que abunda en la zona, aunque lo más llamativo es la abundancia de aves. Como coincidió con los últimos días de Semana Santa, el lugar estaba abarrotado de familias que, gracias al precio tan barato del carburante, aprovechan esos días para pasarlos en un lugar realmente espléndido. Con los consiguientes problemas de tráfico en los accesos, a pesar de las dificultades comentadas.

El desplazamiento a los cayos y las playas, mucho más el recorrido general por la zona marítima del Parque, tenía unos precios prohibitivos, además era tarde y, como veréis por las fotos, con un cielo cambiante que terminó de aclararse por la tarde. La consecuencia es que solo estuvimos un par de horas en nuestro primer destino, Chichiriviche, el pueblo donde se encuentra el embarcadero principal para los desplazamientos. Comimos allí y paseamos un poco por el lugar. En el camino, sobre todo a la vuelta, un espectáculo increíble entre el cielo, los manglares y los palmerales.

En el camino de regreso, paramos en Tucacas, un pueblo muy visitado, con unas playas magníficas y la posibilidad de acceder andando. Muchísima gente acampada con sus tiendas y hamacas y un turismo local mucho más popular que el de Chichiriviche. Como tantas veces he visto en este viaje, lugares muy especiales, con una Naturaleza exhuberante y variada y donde quieres volver, sin duda, con tiempo para disfrutarlo mucho más.

0 comments on “Valencia y el Parque Nacional Morrocoy

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

el chico de la antonia

El blog de Joaquín de Pastors

Liberoamérica

Plataforma literaria iberoamericana

Buenos Relatos

El punto de encuentro entre los autores interesantes con lectores exigentes

Vivian Zavala

- Mis pensamientos / Mis fotos / Mi blog -

El sitio tranquilo

Pequeños relatos, pequeñeces.

TEJIENDO LAS PALABRAS

CON LOS HILOS INVISIBLES DEL ALMA

byluis7

« me arrodillo por las noches ante tigres que no me dejarán ser - lo que fuiste no será otra vez - los tigres me han encontrado pero no me importa. »

Taller de música KANTOR

El blog de Joaquín de Pastors

RESPIRAR ESTRELLAS

El blog de Joaquín de Pastors

Búscame en el ciclo de la vida

El blog de Joaquín de Pastors

asquerosamentesano

Un poco de lectura no te matará

Analogías

El blog de Joaquín de Pastors

VOCES DEL EXTREMO

El blog de Joaquín de Pastors

acratas

El blog de Joaquín de Pastors

Nodo50. Contrainformación en la Red

El blog de Joaquín de Pastors

I8I

El blog de Joaquín de Pastors

A %d blogueros les gusta esto: