Bueno, ya vamos profundizando en el recorrido por los barrios porteños, en este caso por el de Palermo. La verdad es que la fama del barrio y su tamaño, es el más grande y con mayor densidad de población de la ciudad, hacen que se hayan ido conformando varias zonas diferentes dentro del mismo que intentan aprovechar de alguna manera la fama de su nombre. Así ocurre que se pueden ver denominaciones como Palermo Soho, Palermo Hollywood, Palermo Chico, Palermo Vip, Palermo Glam… Fundamentalmente lo que se busca es diferenciar actividades preferentes concentradas en cada una de esas zonas. Yo estuve visitando Palermo Viejo, que incluye algunas de esas denominaciones que explicaba, pero que fundamentalmente es la parte más antigua el barrio, como su nombre indica. El origen, creo que ya lo he comentado en otra entrada, fue una epidemia de fiebre amarilla que hizo que las familias que se lo pudieron permitir abandonaran los barrios más al sur para establecerse en zonas más saneadas, fundamentalmente Recoleta y Palermo. Si digo que de vivir en Buenos Aires viviría en esta zona, creo que resumo bien mi impresión sobre esta parte del barrio. No solo por el tipo de vivienda, sino sobre todo por la animación y la oferta gastronómica, hostelera y de entretenimiento que he encontrado. Además, por algo la calle dedicada a Borges está aquí.

Junto a Palermo está otro barrio interesante, Colegiales, cuyo origen parece ser una finca de los jesuitas que ocupaba varias hectáreas en esta zona, y que incluía una escuela de élite, obviamente.  La separación entre los dos barrios no es especialmente glamurosa, incluye vías del tren con un paso a nivel y un scalextrix bastante horrible junto a algunos locales que no supe distinguir si eran discotecas o almacenes viejos. Tampoco es tan raro.

Aunque con algunos contrastes llamativos, parece que es uno de los barrios con más alto nivel de vida de Buenos Aires. Además incluye la plaza Mafalda, no muy grande ni especialmente bonita pero de visita obligatoria por lo que ha significado ese maravilloso personaje creado por Quino. No sé si será habitual pero este sábado había una especie de mercadillo con casetas de varios países que vendían especialidades gastronómicas de cada uno de ellos. ¿Adivináis lo que vendían en el de España? Exacto.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.