La primera etapa del viaje ha sido francamente tranquila, dormí todo el tiempo hasta Sao Paulo y aunque tuve que pasar unas horas en el aeropuerto, no resultó muy pesado. El avión hacia Bolivia iba bastante lleno, sobre todo de jóvenes, dsc_0001supongo que con intención de llegar a Oruro, donde se celebra el carnaval más famoso de país.

img_20170224_072030

Y como  estamos en Brasil…, pues eso, la belleza aparece en cualquier lugar.

En Santa Cruz, la zona tropical de Bolivia, vive el padre de mi yerno, cuya novia estaba de visita estos días, con su hijo y la mujer de éste. No habíamos tenido aún ocasión de conocernos y la verdad es que ha sido un encuentro muy agradable, son unas personas estupendas y hemos tenido conversaciones muy interesantes.

El primer contraste ha sido el clima, cálido y húmedo, como es lógico, a pesar de lo cual he estado durmiendo como un bendito un montón de horas, aunque no soporto el aire acondicionado ni cinco minutos seguidos. El segundo ha sido la comida, excelente aunque con una forma de cocinar muy diferente de la que estamos acostumbrados. El tercero el reencuentro con una forma de vida que, aunque cada vez se parece más a la nuestra, aún resulta con deficiencias notables en cuanto a limpieza, urbanizacióń,  vestimenta, etc. Puedes encontrar centros comerciales muy bien equipados, tiendas de moda bastante actuales, cajeros automáticos o cualquiera de estos “avances”, con mercados populares donde se te hace cuesta arriba comprar algunas cosas por la sensación de falta de higiene general. Luego resulta que la comida está bien y es barata, ya me gustaría encontrar en España los tomates que estoy comiendo aquí, por ejemplo, y a estos precios. Pero es así, al menos los primeros días.

El problema que he tenido para cumplir mis planes en esta visita es que he llegado en pleno carnaval, y aquí es fiesta pero fiesta total. Nadie trabaja de lunes a miércoles, incluso la terminal de autobuses está cerrada durante gran parte del día. Solo funcionan los mercados, prácticamente, incluso muchos bares y restaurantes cierran. Por otro lado, la costumbre es poner perdido de agua, barro e incluso pintura a todo el que se cruza en el camino de las comparsas, con lo que a estas alturas de la vida tampoco es muy apetecible salir. La conclusión es que no he podido visitar las antiguas misiones jesuitas que era uno de los objetivos de esta etapa. Menos mal que tengo que volver y espero poder hacerlo en ese momento porque me parece que puede ser una visita muy interesante.

Algunas fotos de la ciudad.

En cualquier caso sí que pudimos salir a conocer un poco de los alrededores, incluyendo un pequeño pueblo con la estructura y las construcciones características de tantos lugares colonizados por españoles y basados en su forma de urbanizar, una mezcla de la estructura de los poblados indígenas y´ las construcciones coloniales, con la plaza central cuadrada, la iglesia, el ayuntamiento y las viviendas en las calles que parten de las esquinas de la plaza. También aquí se preparaban para la jornada de carnaval, especialmente los niños.

La primera impresión es que este va a ser un viaje muy diferente al del año pasado por Argentina, Chile, Brasil y Uruguay. Y es que, aunque nuestra básica ignorancia nos haga identificar a todos los países de este área como si fueran uno mismo, la realidad es que las diferencias son muy grandes y su evolución y su historia se parecen muy poco, además de lo más importante, la historia anterior a la conquista española es muy diferente incluso entre territorios de lo que hoy en día es un mismo país. Iremos hablando de eso.

Pero hoy, para cerrar, solo puedo decir que estoy feliz de poder seguir cumpliendo mi sueño de visitar estos países y de vivir estas experiencias. En estos días, además, completadas con el conocimiento de John, de Pancho, de Brenda, de Susi, de personas que me demuestran una vez más que no hace falta verte todos los días ni conocerte de toda la vida…, es más, ni siquiera de haber tenido vivencias parecidas para poder congeniar y encontrar puntos en común que permitan disfrutar de lo mejor, de lo de siempre: compartir un bocado, una copa y un rato de charla para  que la vida sea mucho más agradable.

img-20170228-wa0000

PD.- Disculpad el tema de las tildes, no sé que ocurre debe ser un fallo el teclado, intentaré cóŕŕéǵíŕĺó´éń´ótros comentarios.

 

1 Comentario »

  1. !!!!Bien Joaquín!!!!
    Sigue disfrutando de las personas lindas y de esos lugares tan maravillosos.
    Ha sido un buen comienzo, y claro que cada lugar es único en todo sentido.
    Hermosas tomas, se te ve muy bien. Y esperamos tus siguientes comentarios.
    Un abrazo.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.