Esta es una entrada que, sinceramente, me podríá´évitar: primero porque hasta Potosí´ńó´deja de ser una repeticióń´de la excursióń´que realicé´á´lá´ćíúdád, y segundo porque el pueblo de Uyuni tiene muy poco interéś´éń´śí´ḿíśḿó.

Antes de nada quiero insistir en que vais a encontrar un montóń´de errores en el texto, sobre todo en las tildes que, ignoro la causa, se repiten sin sentido varias veces en muchas ocasiones. A veces tengo tiempo de corregirlo y otras no, porque es muy pesado, pero tambiéń´śé´ćóḿé´ĺétras y otras maravillas que intentaré´áŕŕéǵĺáŕ´ćúáńdo llegue a Madrid y pueda manejar un ordenador decente, pero ahora no tengo tiempo la mayoríá´de las veces porque es muy cansado y, a pesar de todo, los errores muchas veces se mantienen.

En cuanto a Potosí, la visióń´de la ciudad de pasada desde el bus, lo úńíćó´que hace es confirmar la primera impresióń, la presencia avasalladora del Cerro Rico y los desechos mineros y el crecimiento aparentemente incontrolado de la ciudad que sube máś´ó´ḿéńóś´desorganizadamente por lo alto de los cerros como tantas ciudades latinoamericanas.

Por cierto, el pueblo que se ve en una de las fotos de esta galeríá´śé´ĺĺáḿá´Betanzos, no creo que el que se lo puso fuera de Sanlucar. En cuanto a Uyuni es un pueblo “nuevo”, diseñado con tiralineas y hoy en díá´ŕéṕĺéto de hoteles, hostales y agencias de viajes que organizan las excursiones propias del lugar. Hay dos cosas que llaman la atencióń, por un lado la existencia de una estacióń´de tren, algo muy poco habitual por esos lares. De hecho fue el medio que utilicé´ṕáŕá´śáĺíŕ´de allí´durmiendo muy comodamente hasta Oruro, unas ocho horas. Lo siento por los demáś´viajeros del vagóń, jejeje. Lo otro es la inexistencia, o al menos yo no vi ninguno, de hoteles o alojamientos de alto nivel, lo que me lleva a pensar que los visitantes VIP realizan las excursiones desde otros lugares. Por lo demáś, los consabidos puestos de comida callejera, supermercados y restaurantes de comida sencilla pero bastante buena en lo que yo pude comprobar. Insisto en lo de los tomates que de verdad saben a tomate.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.