Pues eso, una tentación, con ese calor y ese mar no se puede resistir, aunque sepas de sobra que va a ser un poco timo. Al fin y al cabo, para nosotros el precio es muy bajo, aunque el paseo es más divertido para el que maneja la lancha con mucha diferencia, porque le da bastante cañita y se lo pasa estupendamente. Luego un ratito de buceo por unos supuestos arrecifes bastante pobres, un par de horas de playa y a casa. Eso sí, tengo que reconocer que la comida, que estaba incluida, no estaba mal. Y que una vez visto el programa de festejos era perfectamente consciente del asunto, pero…, que queréis, me pierde ese agua, esa transparencia, ese color y esa temperatura. Y además hice amistad con un matrimonio argentino con una preciosa niña, Sofía, otra candidata a novia de mi nieto. Una candidata rubita guapísima y buena gente, tuvimos una buena charla a cuenta de mi viaje el año pasado. Lástima de fotos. No entendáis otra cosa, lo pasé muy bien, pero de algo hay que quejarse cuando estás cerca el paraíso.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.