Es un Parque enorme, el acceso está a poco más de treinta kilómetros de Santa Marta pero su límite occidental está pegado a Taganga, de hecho, desde allí se pueden hacer excursiones en barco, pero solo específicamente a alguna de !as playas y sin opción de moverte mucho más. Ese es uno de los puntos de interés para los buceadores. Por mi parte preferí la excursión por tierra, en autobús desde el pueblo, recogiendo a varias personas en Santa Marta y caminando desde la entrada oficial al Parque hasta el punto más lejano que permiten, el cabo San José, pasando por el interior del parque pero recorriendo algunas de las mejores playas. Es un sitio ideal para quedarse a pasar unos días, al menos un par, en alguno de los campamentos habilitados para ello, con tienda propia o alquilando el equipo en el propio lugar. Además de disfrutar del Parque y de sus playas, se puede visitar un pueblo indígena donde viven aún de forma autónoma algunos indios como los de la foto que encabeza este comentario, Pueblito, y bañarse en alguno de los ríos que corren por su interior, además de observar la fauna del lugar, eso sí, alguna poco recomendable. Pero como no era mi caso, me limité a una marcha de unas cinco horas hasta volver a la entrada y a pasar en una de las playas un par de ellas, que fue el tiempo que me pude permitir para regresar a tiempo de tomar el bus de vuelta, porque como es relativamente habitual, según me explicaron y comprendo muy bien, hay bastante gente que, una vez allí, alquila una carpa, como dicen ellos y se queda uno o dos días aún sin tenerlo previsto, o vuelve en barco, que es otra opción, desde el cabo, así que el bus no espera, sale a su hora con algún viajero del día y alguno de días anteriores, y exactamente así fue. El sitio, como podéis ver en las fotos, es espectacular, y si te quedas y puedes hacer los caminos interiores, parece ser que aún más. De las playas y del agua del Caribe, que puedo decir, y más en una zona casi virgen como esa. En definitiva una bonita excursión que me hubiera gustado prolongar, pero que me permitió una visión de esta parte del mundo que aún no tenía y unas horas de caminata más de entrenamiento para la parte final del viaje. Pero eso será otra historia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.