Un nuevo agosto acaba de llegar, los días empiezan a ser más cortos y, en las ciudades como Madrid, las calles aparecen casi vacías. En la otra punta del mundo, más allá de esa línea imaginaria que resulta tan real para los que la hemos cruzado alguna vez, la vida, sin embargo, empieza lentamente una nueva renovación. El invierno se dirige hacia la primavera, el mar comienza a ser de nuevo azul y los ríos se desperezan y empiezan su carrera con los primeros deshielos de los imponentes glaciares. El tango, la milonga, la samba y la bossa seguro que no han dejado de sonar aunque el oído comienza a percibirlos, ¿ o es percibirlas?, de otra manera. Pero también hay una parte de mi querida Latinoamérica donde solo hay dos estaciones, que son solo una en realidad, donde la lluvia es quien marca la diferencia y donde suenan la cumbia, la salsa, el merengue, la bachata o el son. Las mujeres se mueven de otra manera y sus sonrisas son distintas, incluso en las peores circunstancias. Desde el frío y gris Canal de Beagle hasta las playas turquesas del Caribe, con sus islas increíbles, pasando por los Andes o el Altiplano, viven millones de seres humanos que no se diferencian de nosotros en nada. Su objetivo es el mismo: intentar ser lo más felices posible. Su forma de intentarlo no es tampoco tan distinta, cultivar el amor, la amistad, la familia y disfrutar de la Naturaleza y la Cultura, cada uno según sus intereses, conocimientos y posibilidades. Quisiera que alguien hubiera inventado la posibilidad de desdoblarse en dos o en más personas viviendo una existencia, la misma y diferente, para poder estar a la vez en Tihuanacu, en El Prado, en Margarita y en La Habana, sintiendo que disfruto de todos esos lugares al mismo tiempo. Quizás me hago mayor y noto que me empieza a faltar ese tiempo. ¿Y las aves rapaces del capitalismo trasnochado me vienen a hablar de globalización? No tienen ni puñetera idea. No es la primera vez, pero vuelvo a colgar La Belleza, esa canción de Aute, tan clarividente, tan escéptica y tan esperanzada al mismo tiempo, esta vez con un montaje de mis propias fotografías con alguna tomada de la prensa. Espero que os guste y, sobre todo, que no os canséis de escucharla, yo no lo hago.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.