…Y de Torroella a Girona.

Josep y Catalina tuvieron siete hijos, de los cuales sabemos que Antonio, que asistió como prócer habilitado a las Cortes catalanas de 1701 y 1713, recibió una demanda por derechos de herencia de la primera nuera de su madre, viuda del hijo habido en su primer matrimonio y fallecido sin descendencia:

    “Causa de Ana de Vives y Olmera y Razet, viuda de Juan de Vives de Ferrer Vedruna y Alió y Perantoni, de Barcelona, contra el noble Antón Pastors y Alió, vecino de 
Sant Iscle d'Empordà
    REAL AUDIENCIA, Pleitos civiles,13751 Fecha creación: 1720 – 1730”

Esto parece indicar que Antonio o Antón fue el hereu, aunque no aparece en ningún documento vinculado a la casa familiar de Torroella, sino residiendo en Sant Iscle d’Empordà, Vic (donde había nacido) y Barcelona, donde también residió algún tiempo su hermano Josep Ginés. Mi línea familiar continúa con este último.

Vic

Josep Ginés de Pastors i Alió nació en Vic el 11 de septiembre de 1685, sin que su familia sospechase, obviamente, lo que esa fecha iba a significar para la propia Catalunya primero y para el mundo en general después. De su actividad pública sabemos que fue honrado con el título de Doncel de Vic y que participó como prócer habilitado en las Cortes del Principado del año 1705. Doncel o donzell era en Catalunya una dignidad nobiliaria ligada a una ciudad, al contrario que en Castilla donde un doncel era un joven noble que aún no había sido nombrado caballero.

Parece que pudo haber dedicado su vida a la actividad militar, o quizás su hermano, ya que en 1715 aparece un documento de la “Intendencia de Ejército y Provincia del Principado de Cataluña” en la que figuran los “Autos de información solicitada por José de Pastors, natural de Vic, sobre los alimentos que le proporcionaba su hermano Antonio, ambos habitantes en Barcelona”. Esto confirma que el heredero del patrimonio familiar había sido Antonio y que, para esa fecha, cuando Josep Ginés tenía 30 años, su hermano había dejado de pasarle alimentos. Lo que no sabemos es como afectaría esto a su vida posterior, sin embargo, el hecho de que su hijo naciera en Torroella nos hace pensar que pudo haberle heredado, muy posible si Antonio falleció sin descendientes. También explicaría su tardío matrimonio, aparte de que pueda haber otras razones que desconocemos, ya que se casó con 62 años y en la propia Barcelona, con María Francisca de Mercader i Saleta, a quien sacaba 40 pero con quien le dio tiempo a tener siete hijos, el último de los cuales nació en 1757. Esto nos lleva a una muy larga vida de al menos 72 años, un tanto atípica para la época. Su esposa, nacida en Malgrat el 14 de diciembre de 1725, era hija de José de Mercader y Sabater, de la nobleza barcelonesa y de María de Saleta y Desclapers, también de familia noble radicada en Malgrat donde el palacete conocido como Casa Desclapers acoge hoy la biblioteca pública. Tampoco conocemos la fecha de su fallecimiento.

Casa Desclapers

En cuanto a los hijos del matrimonio entre Josep Ginés y Mª Francisca, solo sabemos sus fechas de nacimiento y que todos ellos lo hicieron en Torroella, lo que confirma que el matrimonio se instaló allí inmediatamente después de la boda. Como ya he dicho, tuvieron siete hijos, aunque para continuar nuestro relato solo nos interesa uno.

Plaza Torroella

Josep Carles de Pastors i Mercader nació en Torroella de Montgrí el 4 de noviembre de 1755 y falleció en Girona el 19 de julio de 1842 a la muy respetable edad de 86 años. Doncel de Vic y Girona. Síndico Procurador de Girona, equivalente al alcalde actual (1800). Regidor de número (concejal), exonerado del cargo el 21-12-1816. En los archivos de Girona figura:

      “Certificació d'"Hidalguía" presentada per Josep de Pastors i de 
      Mercader, lliurada pel Batlle, Regidors, Diputats i Síndics de l'Ajuntament 
      de la vila de Torroella de Montgrí, el 28 de març de 1802, en la que hi fan 
      constar que aquest cavaller, domiciliat a Girona, és fill legítim i natural 
      dels nobles consorts Josep de Pastors i Alió i de Maria Francesca de Pastors 
      i de Mercader, cavallers residents a la dita vila.”

No creo que sea necesario traducirlo. De todos mis antepasados directos, es posible que fuera quien más cerca estuvo de la nobleza titulada, de hecho, se casó con ella. Bien es verdad que los títulos de su esposa pudieron tener alguna dificultad para ser reconocidos con todo derecho. No me voy a detener aquí en este asunto, pero como es realmente interesante, al menos yo así lo veo, le dedicaré un capítulo en este blog en el apartado de “historias familiares”.

Castillo de Buda

Se llamaba María Manuela de Sala i Plein von Schneefelds y había nacido en Buda (Hungría) el 4 de enero de 1755. El matrimonio se celebró el 3 de enero de 1788 en la catedral de Girona, ciudad donde falleció el 11 de julio de 1808, justo a tiempo para librarse de los terribles asedios sufridos por la ciudad durante la Guerra de la Independencia, conocida en Catalunya como la Guerra del Francés. Era hija y única heredera de Narcís de Sala i Cela, conde de Sala y de Josefa de Plein i Sinique, baronesa de Plein, de nacionalidad húngara.

Los padres de María Manuela se habían conocido y casado en la ciudad de Buda, en Hungría, durante el exilio de Narcís provocado por su posicionamiento a favor de la Casa de Austria durante la Guerra de Sucesión. A la muerte de su hermano mayor, Benito, Narcís heredó el patrimonio familiar a condición de instalarse en Girona, lo que hizo con su esposa en 1750. En 1769 compró el palacete situado frente a la escalinata de la catedral que había servido anteriormente como hospital y seminario y que, originariamente, formaba parte de las instalaciones anexas a la muralla de la ciudad.

Castillo de Vilajoan

Maria Manuela recibió en herencia, además del castillo y señorío de Vilajoan, la casa familiar que, por su matrimonio, pasaron a pertenecer a Josep Carles. El palacete frente a la catedral, después de importantes reformas, pasó a ser conocido en adelante como Casa Pastors, un edificio que iba a tener un protagonismo importante en la propia historia de la ciudad y que hoy en día es la sede del Museu d’art modern i contemporani de Girona tras haberlo sido durante varios años de la Audiencia Provincial. Ah, y protagonista, entre otras cosas de rodajes cinematográficos como el de Juego de Tronos, nada menos (aunque en el montaje, los efectos especiales sitúan el edificio a la derecha de la escalinata de la catedral y no al frente). Es verdad que, sin duda, el edificio lo merece.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .