El gran día en realidad fueron tres, uno de ida a Aguas Calientes, la subida y el otro para volver. No he puesto de cabecera la mejor foto pero como me vais a ver de protagonista en alguna más, así os vais acostumbrando. En fin, no hagáis caso, es la edad. El camino hacia el recinto tiene dos partes, un viaje de unas cuantas horas en bus, creo recordar que unas seis, y una buena caminata de más de tres, desde un lugar que llaman la Hidroeléctrica, siguiendo las vías del tren, hasta la estación del pueblo. Creo que ya he dicho en algún sitio que se puede subir en tren hasta Aguas Calientes, pero vale una pasta y no entraba en mis cálculos. Aparte de que ya que no hacía el Camino del Inca por baja fe en mis recursos físicos, y bajo presupuesto, al menos andaba un poco para calentar de cara al día siguiente. Y además, francamente, el camino merece la pena. También tuve compañía ese día, una catalana encantadora, Lydia, que se sentó a mi lado en el bus y me acompañó todo el viaje a pié. Luego nos pusieron en grupos diferentes y solo la vi un momento arriba, antes de entrar al recinto, porque ella volvía en el mismo día. Aunque tengo una foto con ella, aquí está en una que me mandó por whatsapp de la excursión que hizo a un lugar conocido por el Cerro de los Colores, no hace falta decir por qué.

IMG-20170511-WA0015

El viaje en autobús muy bonito aunque un poco pesado, sobre todo al final, porque la carretera se convierte en un camino bastante incómodo. Algunas fotos de la ida y de la vuelta, para que os hagáis mejor idea.

 

Como ya he dicho, el camino desde la Hidroeléctrica se hace siguiendo las vías del tren. No es muy incómodo, aunque el hecho de que lloviera a ratos lo complicó un poco, pero es un paseo, es un decir, más de tres horas, muy bonito y por una zona realmente espectacular a ratos.

El pueblo de Aguas Calientes, en la actualidad Machu Picchu pueblo, no está mal y sobre todo tiene bares y restaurantes de todo tipo. También unas aguas termales donde fui a la vuelta al día siguiente para relajarme, aunque, supongo que por mi falta de costumbre, no tenían mucho de apetecible. Pero vamos, bañarme me bañé.

Pues nada, ya estamos. Hay dos formas de subir, andando y en bus. Las dos empiezan sobre las cinco de la mañana, cuando todavía es de noche. Yo decidí, y acerté, subir en bus porque tenía boleto para subir al Huayna y podía ser demasiado esfuerzo. La vuelta la hice andando y, a pesar de recorrerlo de bajada, efectivamente habría sido demasiado, no me extraña que la pobre Lydia, que lo hizo porque no subía al Huayna, llegara empapada en sudor a pesar de la hora y el fresquito que hacía, dos horas de subir escalones, mucha tela con lo de después. Alguna foto de la cola para los autobuses y de la entrada al recinto.

La primera parte consistió en una visita guiada de dos horas por el recinto, algo más, yo creo, donde se explica más o menos lo que se sabe de la propia ciudad y su, un tanto misteriosa, historia y sobre la propia cultura inca. Por cierto, cuando le pregunté si realmente eran incas o quechuas, fue bastante ocurrente, me contestó que llamar incas a los quechuas es como llamar faraones a los egipcios. Inca solo había uno. Pero da igual, la costumbre está tan extendida que él mismo caía en ella de vez en cuando. Era indígena, por cierto, y un excelente guía. Tengo un montón de fotos de la visita, pero tampoco voy a poner todas, no os asustéis.

Al final he puesto más de las que pensaba, espero que os gusten. Lo siguiente era la subida al Huayna Picchu. Supongo que casi todos lo sabéis, pero por si acaso, es el monte en forma de triángulo casi perfecto que se ve siempre detrás de la ciudad en las fotos tradicionales. Yo también la tengo, luego lo veréis. Para subir, se hace por una escalera tallada en roca y no muy fácil debido a la altura de los escalones, la humedad de las piedras y la propia altura del lugar, 2.700 metros. El desnivel que hay que salvar es de 300, y no sé la longitud del tramo, pero es una autentica escalera, estrecha en algunos tramos y que a mí se me hizo dura en la subida, tardé casi una hora, y más dura incluso en la bajada, sobre todo por la precaución de no resbalar que te mantiene muy tenso todo el camino. Pero lo hice, y si alguien no lo cree, aquí está la prueba (es broma). Incluyo un pequeño, o no tan pequeño, habitante del Huayna.

Después de bajar y descansar un poco, me fui a hacer la “postal” que todo el mundo conoce. Hay que subir un poco pero estaba en el camino de mi siguiente objetivo.

Y mi siguiente objetivo era el llamado Puente del Inca. Si os digo la verdad, ni siquiera sabía lo que era, solo que estaba en un antiguo tramo del llamado Camino Inca. Y mi amigo Jon me lo había recomendado, así que, con la euforia del momento, después de la caminata y la propia de estar donde estaba, otra vez a subir escalones para llegar. Además, ahora sí, de un tramo del propio Camino, pequeño y estrecho, pero auténtico, al menos eso creo. El famoso puente son realmente unos troncos que tapan un hueco del camino, supongo que producido por algún desprendimiento, aunque he leído en algún sitio que podía ser usado como defensa ante un intento de ataque. Desde luego si alguien aparece por allí y no están los troncos, cómo podéis ver en las fotos tiene un grave problema. Personalmente me llama más la atención el camino en si, construido totalmente volado sobre el precipicio, excavado y estrecho. Una labor tremenda. El acceso está prohibido por seguridad, en una de las fotos podéis ver la puerta que cierra el paso.

Bueno, pues ya solo me quedaba volver, un último vistazo al Templo del Sol y al hotel. Andando o en bus? Pues efectivamente, ya que el día estaba metido en juerga, andando. Eso sí, en cuanto bajé el primer tramo de escaleras decidí que seguiría por el camino de los autobuses aunque diera más vuelta. Creo que escuché a mis rodillas suspirar de alivio.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.